viernes, 19 de diciembre de 2008

El dolor dignifica

Una de las constantes en todas la religiones en la referencia al dolor y al sufrimiento.
El paradigma de la religión católica es la consideración y justificación del dolor como medio de dignificación de la persona ante Dios. Los cilicios, la corona de espinas, el ayuno o la abstención sexual son ejemplos de esta interesada filosofía de vida. Matizando, los protestantes y los de la secta del Opus Dei justifican el sufrimiento y el esfuerzo en el trabajo como un medio necesario para la salvación.
En el Corán, salvo aspectos puntuales coincidentes –el ramadán y el sexo son los ejemplos-, el camino a la otra vida no se obtiene por el dolor, sino siendo “buenos” en vida, aunque ello exija la propia muerte.
Sin embargo, las religiones y filosofía orientales, se fundamentan en premisas completamente distintas. Rechazan el dolor, buscan la felicidad en la vida mediante la armonía, la paz, la coherencia y la honestidad de la persona. Precisamente, sólo explican el dolor como el sufrimiento enorme que padece aquella persona que no ha sido consecuente en su vida anterior.



Me pasará, sólo es cuestión de tiempo
Sabes que no, no seas crío, para qué te engañas
Por qué no estás, Pepito Grillo, donde debes estar


¡Estás llorando! ¿Por qué sufres?
Sufro porque tengo miedo a sufrir


Toma, me lo regalaste hace mucho
¡Es mi letra! “Prefiero perderte y verte feliz que tenerte conmigo parásito”
¿Por qué me lo devuelves ahora?
Lucha por ella, no te arrepientas, haznos a todos felices


Nunca te había visto llorar
Nunca me conociste en vida


Yo no quería hacer daño a nadie, a nadie, padre
El camino del infierno está repleto de buenas intenciones, hijo
El castigo está en tu dolor, su solución será tu penitencia
¿Premiará Dios algún día a un ateo con sus milagros?


¿Qué le ha pasado? ¡Está lleno de estigmas!, preguntó el forense.
Cada lágrima suya era una llaga, decía, le respondieron.

1 comentario:

Cine online dijo...

me gusto tu blog,muy interesante
http://cinemun.blogspot.com/